Ir en bicicleta

¿Te imaginas no tener coche? Supongo que sí, hay mucha gente sin coche. Normalmente el prototipo es una persona relativamente joven (de 30 o menos) que vive en una gran ciudad o en el centro de una ciudad en la que trabaja y puede llegar a su lugar de trabajo con una línea relativamente directa de transporte público. Conozco varios casos así (muchos de mis compañeros de estudios y algún colega de trabajo) y está genial si les funciona pero… ¿Te imaginas no tener coche ni depender de coger transporte público, con sus horarios y ahora sus restricciones?

¿Deporte o transporte?

Atención al lector

Antes de que sigas leyendo quiero que sepas una cosa de mí: Me encantan los coches. Los coches y las motos. Desde 2015 hasta hoy han pasado por mí varios, tanto coches como motos. Y no te hablo de la típica 125 que te sirve para ir cómodamente para ciudad, sino de motos deportivas de gran cilindrada, así como coches. De hecho mi coche actual es un Mazda MX5, un descapotable biplaza, ligero, sin ayudas electrónicas ni demás cosas que los puristas consideramos superfluas, un coche para conducir, para los que sí les gusta conducir. ¿Para qué te cuento esto? Pues para que sepas que no soy un ecologista anti-coches, me encantan y mientras pueda, siempre tendré un vehículo-hobby.

Pero este post no va de coches, ni de motos, ¡sino de bicicletas!

Contexto y contrastes

Antes de ir al tema te pongo un poco en contexto. Alemania es un país de contrastes, imagen de mucha tecnología pero sin embargo les encanta el dinero en efectivo, la correspondencia en papel y bueno, los papeles en general. Lo mismo pasa con el transporte: en el país donde están establecidas Volkswagen, Audi, BMW, Mercedes, Porsche y alguna más, por supuesto esperas ver (y ves) muchos y muy buenos coches pero… ¡También hay bicicletas por todas partes! Para mí la bicicleta siempre ha sido una forma más de hacer deporte, tanto de carretera como de montaña, sin embargo aquí es eso y mucho más:

Medio de transporte

Por lo dicho antes, una de las cosa que más me sorprendieron fue el uso de la bicicleta como medio de transporte totalmente extendido entre gente de todo el espectro de edad y poder adquisitivo. De hecho conozco de primera mano un porcentaje considerable de personas que usa su bicicleta como único medio de transporte en su vida diaria, tanto para ir a trabajar, a la compra o para salir a cenar con amigos (bueno, esto ahora mismo está complicado).

¿Cargas pesadas? No hay problema, para eso están las cargo bikes

Caso 1: Un compañero de trabajo que llegó a vender su coche, va todos los días del año a la oficina en bicicleta, hacen la compra y entre él y su mujer andan unos 10.000 km al año dando pedaladas. Este hombre además practica una modalidad muy interesante: el bikepacking. Esto consiste en cargar tu bicicleta con ciertos bultos que te permitan acampar en cualquier lugar mientras recorres largas distancias.

Caso 2: Otro compañero, en este caso mantienen coche en casa ya que tienen una caravana de la que tirar en verano, pero tanto él como su mujer e hijos han montado las bicicletas en un tren y se han ido a explorar ciudades con total libertad de movimiento. Este colega se mete 30 km diarios cada día de trabajo del año, haya lluvia, frío o nieve (porque en Alemania en invierno refresca).

Bikepacking: Ve a donde sea, lo lejos que sea, pero eso sí, en bicicleta

Ir en bicicleta ofrece muchas ventajas respecto al coche o al transporte público, con el único precio a pagar de la incomodidad que aportan las inclemencias del tiempo:

  • Movimiento: La bicicleta te pone en un movimiento donde tú eres el motor. Un movimiento que tienes que ejecutar de forma consciente, donde se liberan endorfinas y se tienen todos los beneficios del ejercicio físico.
  • Aire libre: Muchos de nosotros tenemos trabajos de oficina, pasando muchas horas sentados. Estar en movimiento al aire libre tiene beneficios no sólo físicos sino mentales, nos oxigenamos mucho mejor y descansamos de mirar pantallas.
  • Naturaleza: En especial si haces una escapada por la montaña, el campo o un bosque. Estar en la naturaleza, además de lo anterior, fomenta tu creatividad y de cierta forma te conecta con tus instintos básicos (hasta hace no mucho íbamos moviéndonos grandes distancias en la naturaleza).
Esta es una foto de los sitios espectaculares que he podido ver paseando en bici
  • Beneficios cardiovasculares: La bicicleta es una excelente forma de ejercitar nuestro sistema cardiovascular, al ser un ejercicio de baja intensidad y larga duración le daremos un estímulo al corazón sin correr grandes riesgos.
  • Bajo impacto en articulaciones: Al contrario que correr, la bicicleta no es un ejercicio con un impacto continuo en tus articulaciones, pudiendo hacerse a cualquier edad y en cualquier estado de forma física. Fortalecerás tus piernas y gracias a esto tus articulaciones principales (rodillas, tobillo, cadera) estarán más protegidas en otros entornos.
  • Autosuficiencia: Una de las claves de la tranquilidad que te da ir en bicicleta es que sabes que llegarás a tu destino aunque algo se averíe. Lo más común que te pueda pasar es un pinchazo, pero con pocas herramientas (básicamente con una multiherramienta pequeñita) puedes resolver casi cualquier avería. Y si no, con un poco de imaginación, podrás llegar a casa aunque sea algo más despacio.
  • Ahorro: Por último decirte que la bicicleta funciona con grasa y te ahorra dinero, mientras que un coche funciona con dinero y te quedas con tu grasa. Y eso te lo dice un fanático de los coches, pero como buen aficionado, para mí el coche no es una herramienta o un electrodoméstico, sino algo con lo que disfrutar en mi tiempo libre.

¿Y los niños?

Vale sí, todo eso está muy bien si eres una persona adulta que vive sola o en pareja y cada uno lleváis vuestra bicicleta pero, ¿qué pasa con los niños? Pues esto es como todo en la vida: hay quien busca excusas y quien busca oportunidades. Aquí los alemanes van con sus niños, perros y lo que sea en artefactos como el de la foto de abajo:

Trailer para llevar a los pequeños de paseo (sin que tengan que pedalear)

Y en cacharros así se dan sus buenos paseos, los llevan al colegio, al lago o a jugar con los amigos (bueno, cuando nos dejaban). Como he dicho, es cuestión de querer hacer algo y buscar la forma, en lugar de ponerse excusas.

Sólo en bicicleta

Realmente ir sólo en bicicleta a todas partes el 100% de las veces es algo que pocos hacen y me incluyo. No deja de ser un vehículo en el que estás expuesto a los elementos, necesitas de una infraestructura para ir seguro (aquí es genial la red de carriles bici) y aún así hay cierto riesgo. Sufres el frío y el calor y si quieres hacer compras pesadas estás más limitado salvo que tengas una cargo bike.

Aún así, cada paso que des para usar menos el coche o el transporte público será bueno para tu salud (y para el planeta).

Recuerda: Movimiento = Salud!

Deja un comentario