Foco 2021

Principio de año, época de hacer o comenzar nuevos propósitos, establecer objetivos para el año, empezar con una dieta, retomar el deporte por trigésima vez, etc. Hoy vengo a hablarte de foco y objetivos, para qué sirven, cómo deben ser y qué tienes que hacer para cumplirlos. Además, para liderar con el ejemplo voy a contarte cómo me planteo yo este año.

Comienza 2021: elige bien a qué le vas a prestar atención y tiempo este año

Dicotomía del control

¿Recuerdas este concepto? Se basaba en diferenciar aquello en lo que podemos actuar y aquello otro que escapa de nuestro control. No te aporta nada ponerte objetivos sobre los cuales tú no tienes control, bueno sí, frustración cuando no los cumplas o una falsa sensación de realización si se cumplen. Te pongo dos ejemplos típicos de estas fechas:

  1. Ir al gimnasio: No tiene sentido hoy en día ponerse como objetivo o propósito de nuevo año el ir al gimnasio 5 días a la semana. Los gimnasios (donde yo vivo) están cerrados o es muy probable que cierren donde vivas, por no hablar de que como ya he dicho alguna vez (y muy a mi pesar) no son entornos seguros por el COVID. Ni los gimnasios ni ningún lugar cerrado en el que haya gente. Sin embargo sí que tienes control sobre tu actividad física y te puedes proponer (y cumplir) entrenar en casa 2-3 días por semana para empezar y andar todos los días media hora.
  2. Cambio de trabajo: Si tu situación laboral no es ideal es normal plantearse un cambio de empleo. Nuevo año, nueva vida, ¿no? Sin embargo tampoco te recomiendo ponerte como objetivo “cambiar de trabajo”, pues es algo que no sólo depende de ti. En su lugar, lo que sí puedes hacer es plantearte el preparar y presentar tu candidatura a 1 puesto cada semana (o cada 2 semanas, lo que se adapte a ti).

Mi 2021

Dicho eso, no sé cómo será el año realmente, yo pensaba que 2020 había sido como mínimo raro y pocos días tras el comienzo de 2021 veo cómo unos personajes entran en el capitolio de los EEUU. Pero bueno, preparado estoy para las curvas que tengan que venir. Lo que sí he descubierto que funciona para mí es tener un equilibrio de las distintas facetas de la vida: trabajo, relaciones y aficiones. Además «sólo» esas 3, sin atiborrarme de millones de objetivos o propósitos. Así que: ¿Cómo me planteo yo el 2021?

Céntrate en pocas cosas y hazlas, en lugar de en dejar muchas inacabadas

Trabajo

Como hace poco me dijo mi abuelo, los pobres hemos nacido para trabajar. No puedo contar mucho, pero hace ya casi 2 años me embarqué en un gran proyecto laboral que implicaba cambios a muchos niveles de mi vida. Este año va a comenzar lleno de retos y si todo va bien, va a seguir con muchos más, pero serán buenas noticias.

Para bien o para mal mi vida laboral y personal están muy diferenciadas, pero de lo que puedo contar me planteo dos directivas:

  1. Seguir aprendiendo todo lo que pueda de todos los que pueda. Creo que hagas lo que hagas para ganarte el pan nunca debes parar de tener esa mentalidad de principiante o ese hambre de aprender. Le quiero dedicar una o dos horas semanales específicas a formación (además de lo que aprenda trabajando).
  2. Dar mi mejor versión todos los días (que pueda). El año va a empezar en una situación inusual para mí que es teletrabajando. El contacto con los compañeros se hace más difícil y la comunicación es primordial. Quiero afrontar todos los retos que se me pongan por delante siendo mi mejor versión: usando la calma y la lógica.

Relaciones

Otro (gran) aspecto de la vida cotidiana que se ha visto enormemente afectado por esta pandemia es el ámbito de las relaciones personales. La distancia física tiene un impacto grande en cómo nos comunicamos con nuestros semejantes y por ahora este año se plantea algo difícil en este aspecto creo que a todo el mundo.

Este año toca cuidar a los que tengamos cerca y acercar un poco aunque sea mediante la tecnología a los que tengamos lejos, al menos mientras pase la borrasca. ¿Objetivo 2021? Viajar 2 veces a ver a los míos, si la pandemia lo permite.

Aficiones

Y aquí es donde quería ir a parar y donde te puedes ver afectado si me lees de forma regular. Este año quiero remodelar el blog, tener más de actividad en instagram (@descomplicatuvida) de forma más personal (dar la cara vamos) y tras haber estado probando cosas ya un tiempo, traer al blog de forma definida y clara:

  • Método y plan de entrenamiento casero para ganar fuerza.
  • Cómo alimentarte correctamente según tus objetivos.
  • Gestión de finanzas personales, establecer presupuestos y seguimiento.

Pero escribir y publicar por aquí no es mi única afición. Gran parte de mi tiempo libre se lo dedico a mi perro, a mi pareja y a entrenar. Este año, en esos aspectos quiero hacer varias cosas:

  1. 200 km de senderismo con mi perro.
  2. 2000 km en bicicleta de montaña.
  3. Conseguir hacer un muscle-up.
  4. Aprender a hacer el pino (tengo una espinita clavada).
  5. Bañarme en un lago helado.
Bueno, quizás no tan congelado. La verdad es que aún me da cosa, a pesar de los muchos beneficios que tiene.

Pasa a la acción

Planificar, establecer objetivos, listas de cosas que quieres hacer, etc. está muy bien. ¿Pero sabes para qué sirve? Pues si no haces nada, no vale para absolutamente nada. Ponte un plan de acción claro, concreto y con hueco en tu agenda, por ejemplo:

  • Caminar media hora todos los días de 17:00 a 17:30.
  • Entrenar una hora los lunes, miércoles y viernes de 18:00 a 19:00.
  • Dedicar los últimos 5 minutos del entrenamiento a hacer el pino.
  • Salir en bici 50 km los domingos por la mañana.
  • Hacer 2 rutas de senderismo al mes.

Y sobre todo, ¡cúmplelo! Un plan sin acción es papel mojado.

¡Salud!

Deja un comentario